Cuando una máquina llega a manos de nuestros clientes ya sea nueva o de segunda mano, queremos que nos rinda al cien por cien de sus posibilidades, realizando el trabajo con exactitud y sin ningún tipo de interrupciones para no demorar dentro de lo posible las fechas de entrega en los pedidos.

Para que esto ocurra, hay que seguir unas pautas mínimas de mantenimiento, bien por la persona que trabaja a diario en la máquina, o bien por personal especializado.

Nuestra máquina está compuesta por un gran número de piezas que regularmente necesitan de una limpieza y engrase periódica, piezas como rodamientos, retenes, vasos de aceite; tienen que estar siempre limpios y engrasados, en el caso de los vasos de aceite nunca hay que dejar que el nivel de aceite baje demasiado y el aceite debe ser el recomendado por el fabricante.

rodamientos
latiguillos
maquinaria-lupa-medinadel-campo

Los finales de carreras si no se limpian a menudo, suelen darnos un montón de problemas, periódicamente hay que limpiarlos con un trapo o bien darles aire para evitar la acumulación de polvo y serrín.

Los husillos de bolas tienen que ir siempre a la perfección, para que esto sea posible tendremos que darlos aire o bien pasar un trapo humedecido con alguna grasa especial de manera regular.

Los motores parte vital de cualquier máquina, debemos tenerlos siempre protegidos y como en los casos anteriores, el aire será nuestro gran aliado.

Los manguitos tanto de aire como de aceite, nunca deben estar doblados de manera que puedan interferir en el paso del aire o aceite y en el momento que se aprecien cualquier fisura o rotura, hay que cambiarlos a la mayor brevedad posible para evitar problemas mayores.

Tenemos también un gran número de guías, cadenas, cremalleras y todas las piezas de difícil acceso que no por ello debemos descuidarlas, mediante engrasadores y la grasa adecuada a cada situación, podemos tener estas piezas en plenas condiciones.

Si llevamos regularmente, un pequeño mantenimiento y cuidado de nuestra máquina, podremos trabajar con ella con seguridad y a pleno rendimiento durante mucho tiempo.

A parte del cuidado de la máquina, nunca debemos olvidar la seguridad a la hora de trabajar en cualquier puesto de trabajo.